Carlos Navarrete: Más allá de las letras

Con su exposición “Pacific Island” en la Galería Florencia Loewenthal, el artista visual Carlos Navarrete presenta a través de pinturas, objetos, diagramas y fotografías su estilo abstracto-geométrico, y su fascinación por viajar.

La muestra, que estará abierta al público hasta el 25 de septiembre, expresa un vocabulario de imágenes e ideas, las cuales van narrando las preocupaciones de él respecto a cómo los viajes pueden afectar “su” comprensión de la pintura, y en especial los elementos visuales que la constituyen, aludiendo de este modo a cómo podemos observar hoy en el mundo globalizado la cultura polinésica, con una mirada que mezcla el ojo del pintor y el gesto del turista cuando indistintamente se enfrenta a lo exótico del paisaje.

Por ello, en una entrevista con Arte en Chile, Navarrete explica ciertos aspectos de su arte e inspiración, partiendo por definir que un artista “es un turista que constantemente viaja para experimentar como el efecto de ellos transforma su propia manera de hacer y ver el arte”.

¿Por qué tienes una fascinación por lo abstracto-geométrico?

Carlos Navarrete (CN): Básicamente porque he estudiado pintura en la Escuela de Arte UC en los años 90, y considero que la influencia de Eduardo Vilches se visualiza mejor de esa manera.

¿Por qué las letras son protagonistas de la exposición?

CN: La serie “Meteoro” fue realizada en homenaje a los escritos en las tabletas rongo-rongo (originarias de Isla de Pascua), las cuales no se pueden traducir porque los monjes que sabían el sentido final de esos escritos fueron vendidos como esclavos al Perú. Sin embargo, hubo dos nativos, entre ellos Meteoro, que sabían leerlos, pero sin el sentido profundo.

Entonces, esta suerte de sopa de letras habla de que si bien podemos sabernos las letras, y conocer las palabras, no necesariamente podremos saber su sentido último, y más poético, al convertirlas en pura imagen.

¿Qué deseas comunicarle a la gente que observa tus obras?

CN: Que la visita que he realizado a la Isla de Pascua se traduce en esta serie de obras, en donde se expone como el paisaje, por medio de sus colores, aromas y ambientes; ha sido capaz de transformar mi propia manera de hacer arte. Por lo mismo, esta serie de obras no es una mirada obvia y folklórica a ese bello lugar. Es más bien mi punto de vista sobre ese territorio.

Be Sociable, Share!